C/ Torcada, 1 Rivas Urbanizaciones 28523 Rivas-Vaciamadrid - Madrid

Actualidad

04/06/2015

¿Sabes cuántas ecografías tienes que realizar durante el embarazo?

¿Sabes cuántas ecografías tienes que realizar durante el embarazo?

En las clínicas ginecológicas en Arganda del Rey puedes llevar a cabo un control de tu embarazo mediante revisiones y otro tipo de pruebas que son necesarias para garantizar que el proceso se desarrolla sin problemas. Una de esas pruebas son las ecografías y en este post te vamos a contar a cuántas tienes que someterte cuando estás embarazada.

La primera ecografía que debes realizar tendrá lugar entre las semana 11 y 13 de embarazo. Con ella se pretende confirmar el embarazo, conocer la longitud del feto, ver el número de embriones y saber el tiempo real de gestación. En esta ecografía también se recoge la translucencia nucal y sirve para evaluar en términos general cómo se encuentra la madre y el feto.

Gracias a nuestra amplia trayectoria en el sector de las clínicas ginecológicas en Arganda del Rey, podemos asegurarte que la segunda ecografía, la cual debe realizarse entre la semana 18 y 20 de gestación, es la más importante. Esta ecografía también recibe el nombre de ecografía morfológica y en ella se realiza un estudio mucho más detallado del feto para evaluar sus órganos y ver si se han desarrollado correctamente. En ella también se mirarán con lupa aspectos como la anatomía fetal, los órganos internos del feto, el funcionamiento de la placenta, el líquido amniótico y el cordón umbilical.

Y ya para finalizar, tendrás que realizar una tercera y última ecografía entre la semana 32 y 35, más orientada a obtener información que ayude a saber cómo afrontar el parto, a valorar el estado del feto, ver sus movimientos, si está bien encajado, si viene de cara o de nalgas… En ella también se realiza la llamada técnica Doppler que evalúa el flujo de sangre que circula a través de sus arterias y válvulas.

Ponte en manos de una clínica especializada como Centro Ginecológico Victoria para que tu embarazo esté controlado de principio a fin y tu parto se produzca con normalidad.